martes, 29 de octubre de 2013

Un presunto nuevo caso de marginación: ¿Los gpp´s no son accesibles en la perrera de Lleida?

Las perreras son siempre lugares complicados

Nos hubiera gustado que ICV, en concreto Imma Mayol cuando era responsable político municipal del CAAC hubiera sido más sensible, eficaz y transparente con los problemas endémicos de la perrera de Barcelona.
Pero para que quede claro que lo que importan son los animales, no los partidos, nos hacemos eco de esta noticia publicada por Animal Naturalis:

ICV y AnimaNaturalis denunciamos la opacidad de la perrera municipal de LLeida

España . Publicado el lunes 14 de octubre del 2013.
La visita del grupo municipal de ICV Lleida, con el alcaldable Eduard Baches, la diputada Sara Vila, la directora de AnimaNaturalis Aïda Gascón y Josep Puigdengolas (Ámbito Animalista ICV) ha permitido comprobar in situ la falta de transparencia de la Paeria en la gestión de este espacio. AnimaNaturalis

"Nos hemos encontrado con muchos problemas y falta de transparencia en la perrera municipal: sólo dejaban acceder de 2 en 2, hemos comprobado la falta de transparencia y opacidad”, ha explicado Eduard Baches. Hasta el punto que las entidades animalistas y voluntarios de la zona tienen todos los impedimentos para aportar sus energías y su conocimiento a la gestión de la perrera.
Aida Gascón considera que, una vez dentro, se entiende tanta opacidad: “No hay ningún plan de voluntariado para dar salida a los perros que tienen, no se sabe qué pasa cuando están enfermos, cuando hay embarazos. Nos dicen que sacan los animales al patio una vez al día, pero no hay manera de comprobarlo. Las condiciones de los animales son mejorables, y no hay suficiente personal para atenderlos.” Gascón ha lamentado que la tendencia a la mejora que hay en la gestión de las perreras municipales en Cataluña no sea patente en Lleida. “No se puede permitir más la situación de la perrera municipal. Se tiene que abrir a todo el mundo que la quiera visitar y tiene que crear un plan de voluntariado que agilice las adopciones y que permita que los animales reciban el calor y el cariño de los voluntarios y voluntarias”, ha apuntado la militante por los derechos de los animales.
Por su parte, Josep Puigdengolas (Ámbito Animalista ICV), responsable del refugio de animales en Sant Boi de Llobregat, se mostraba perplejo por la opacidad que han encontrado “El que da vida en un refugio es la entrada de gente, son las personas voluntarias las que dan legitimidad a la gestión. Aquí ni siquiera nos han dejado hacer fotografías, no entendemos por qué”. Los perros potencialmente peligrosos no se pueden visitar, hecho denunciable según Puigdengolas: “Nos dicen que están bajo custodia de la guardia urbana, pero se tendrían que poder ver igual que el resto y tendrían que disfrutar también de un paseo diario”.
La experiencia del refugio, con un ámbito de influencia de 300.000 personas, hace concluir que “fomentar el voluntariado incluso sería más económico para el Ayuntamiento, porque encontrar destino en un perro en poco tiempo ahorra gastos al municipio”.

Otra situación denunciable es el hecho que, como pasa en todos los municipios donde hay refugios de animales públicos, los perros y gatos abandonados tendrían que ir en primer lugar al refugio municipal. No es admisible que vayan primero a las protectoras privadas, que están desbordadas y no reciben ningún tipo de subvención pública.
Precisamente, el grupo ha cerrado la mañana visitando uno de estos centros privados que hacen una tarea indispensable y nada reconocida por las administraciones, la Protectora Amigos del Segrià.
La noticia fue recogida por Catalunya Radio, y medios locales como Vilaweb, AraPonent, y el 3/24.

No hay comentarios:

Publicar un comentario